EL SANATORIO DE MUÑECOS

Si el hombre de hojalata del Mago de Oz hubiera vivido en Madrid quizás solo habría tenido que coger un autobús hasta la Calle Preciados para encontrar un corazón. O su colega el espantapájaros un taxi para encontrar un cerebro.     En Madrid, cuando un juguete caía en desgracia por accidente en acto de…