No hace mucho, no muy lejos.

Han pasado más de 70 años de su liberación, y Auschwitz continúa siendo hoy el símbolo universal del Holocausto; uno de los episodios más oscuros de la historia reciente que finalizó con un dramático balance: la muerte de más de 6.000.000 de personas a manos de la cruel maquinaria de la Alemania nazi de Hitler.

Ya podemos visitar en Madrid la primera exposición itinerante sobre Auschwitz; una forma de acercarnos a unos hechos que pasaron no hace mucho y no muy lejos.

La exposición ofrece un viaje profundamente emocional y nos hace testigos a través de objetos personales y objetos del campo del horror vivido. Imaginar a quien pertenecieron unas gafas, el zapato de un niño o un cepillo de pelo hace inevitable sentir una punzada en el estómago, conociendo el sufrimiento al que fueron sometidos.

La exposición contextualiza el clima político y social que desencadena la I Guerra Mundial hasta llegar a la segunda para intentar “entender” el momento en el que se pone en marcha la maquinaria nazi.

No esperéis llegar a comprender cómo se llegó a ese punto de locura colectiva en la que las personas eran despojadas de cualquier elemento que les recordara su condición humana para que no fueran más que el número que llevaban tatuado.

Si vais a ir a la exposición os recomiendo comprar la entrada con antelación ya que hay colas. Aislaos con la audioguía de la gente que la visita para poder adentraros en cada espacio y llevad calzado cómodo porque la exposición lleva entre 2 y 3 horas.

Y una sugerencia: guardad las cámaras y los teléfonos móviles. Me dio mucha tristeza ver como una adolescente que visitaba la exposición estaba más pendiente de fotografiar los objetos que de intentar conocer o comprender lo que la exposición trata de transmitir.

Los últimos supervivientes de los campos de exterminio nazi están desapareciendo, ahora es el momento de preservar su memoria para que algo así no vuelva a repetirse.

Madrid será la primera ciudad del mundo que acogerá esta exposición itinerante que visitará un total de 14 ciudades en Europa y América durante los próximos siete años. Presenta más de 600 piezas originales, el 95 por ciento de ellas no habían salido nunca del Museo Estatal de Auschwitz Birkenau. La exposición ofrece numeroso material fotográfico y audiovisual inédito.

El rigor histórico de cada pieza de la colección está certificado por un equipo multidisciplinar de expertos e investigadores

La exposición Auschwitz permanecerá en el Centro de Exposiciones Arte Canal
de Madrid hasta el 17 de junio de 2018.

Horarios
• De lunes a domingo de 10:00 a 20:00 h. Desalojo de la sala a las 21:30 h.
• La duración recomendada de la visita es de entre 2 y 3 horas. Por este motivo, se recuerda a los visitantes la conveniencia de acudir con tiempo suficiente para poder ver la exposición completa.

Horarios especiales
• 31 de diciembre: 10:00 a 15:00 h. (Desalojo a las 18:30 h)
• 1 de enero: cerrado.

Web de la exposición.
Compra de entradas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: