El “Bar Galleta” lleva poco más de un mes abierto en una de las arterias principales del Barrio de Malasaña, la Corredera Baja de San Pablo.

 

Bar Galleta - Restaurante Malasaña

 

Ya desde fuera llama la atención y no podemos evitar asomarnos por sus grandes ventanales. Al estilo que se ha puesto tan de moda últimamente en el diseño interior de los locales de Madrid, tiene ese toque nórdico industrial pero con un encanto entre bistrot parisino y restaurante chic de San Francisco. Eso sí, homenajeando a algo tan nuestro como la galleta María de toda la vida. El local está decorado por su propio dueño (un Fontaneda de los Fontaneda de toda la vida).

 

Un luminoso con el nombre del restaurante nos da la bienvenida a un pequeño local pero muy bien aprovechado. Su tamaño y la decoración con una cuidadísima iluminación hace que el ambiente sea cálido e íntimo. El juego de la madera con los espejos, la luz y las paredes de ladrillo visto decoradas con cuadros de publicidad de la marca Fontaneda consiguen crear una atmósfera acogedora.

 

Nos recibe un camarero con una gran sonrisa (empieza bien la cosa) y desde ese momento vamos de sonrisa en sonrisa. Una de las cosas que más me gustó es el trato de los camareros. Con una cuidada estética, además, son amabilísimos.

 

Han introducido la famosa galleta en muchos de sus platos. Las barritas de pollo la llevan en su rebozado, por ejemplo, y por supuesto es el toque de los postres.

 

Todo lo que probamos estaba realmente bueno: las croquetas de mar y montaña, la hamburguesa, las barritas de pollo con crujiente de galleta y el postre la “Tarta de galleta y chocolate de mamá” deliciosa. Si bien las raciones no son abundantes si que está todo bastante bueno.

 

Un ambiente muy chic lleno de gente guapa, una atención muy agradable y profesional y un local bonito con mucho encanto.

 

Un imprescindible que seguro que ganará aun más encanto en invierno por ese ambiente tan cálido que emana (¡no puedo evitar proyectar hacia el invierno, no me gusta el verano!).

 

Deja un comentario