MADRID NO SE VENDE

Se vende Madrid y no se vende en servilletas de papel.   Se vende Madrid, se tiene que vender Madrid, y no quiero que sea en un trozo de papel de usar y tirar donde se pueda recoger la esencia de mi ciudad. Es tan necio como creer que podemos transmitir un beso de unos labios…