tren de felipe ii

EL TREN DE FELIPE II

Vuelve por segundo año una ruta en un tren muy especial. El Tren de Felipe II realiza el trayecto Madrid – El Escorial. Inicia su recorrido en la estación de Príncipe Pío llega a la Estación de Tren de El Escorial. El viaje se realiza en un tren de los años 40 restaurado que hace…

EL ENTRETIEMPO EN MADRID O DISFRUTAR DE LAS 4 ESTACIONES EN UN DÍA

Ha llegado el entretiempo. El temible entretiempo. Según la RAE:  Tiempo de primavera o de otoño próximo al verano y de temperatura suave. Creo que la RAE debería revisar esta definición (aparte de la inclusión de ciertas palabras como cocreta y toballa, entre otras). Porque últimamente debería cambiar su lema por “limpia, brilla y da estupor”. Como si escuchara a la niña de Poltergeist: “Están aquí… han…

VIII RUTA DEL COCIDO MADRILEÑO

Llega la gran maratón del cocido madrileño. Investigando sobre el origen del cocido me he topado con varias “leyendas”. Hay quien dice que es árabe y que deriva del cous-cous (mucho han engordado las semillas de sémola hasta convertirse en garbanzos, me parece a mí) y hay quien dice (la mayoría de historiadores) que proviene…

Otoño en Madrid

¿QUIEN NOS HA ROBADO EL OTOÑO?

Te has parado alguna vez a ver los colores que estallan en Madrid cuando, al salir del metro en una tarde otoñal, el sol se va? (Topo).   Debería haber termina ya el verano. Tendríamos que estar esperando el pegajoso veranillo de San Miguel. No me vale que “oficialmente” el calendario me diga que ya…

Restaurante La Antoñita

COMER EN UNA ANTIGUA JABONERÍA

Y eso era el restaurante la Antoñita. Una antigua jabonería de la Cava Baja.   Cuentan que la Antoñita fue la jabonería más importante de Madrid y no es difícil imaginar el magnífico olor que inundaría la calle cuando la producción de jabones estuviera a pleno rendimiento. De la antigua jabonería conserva el letrero de…

UN PASEO POR EL RASTRO

Es domingo y no puedo dormir. Acostarse tarde no significa levantarse tarde. La ecuación no funciona para los diurnos. Me voy al Rastro después de lo que me parecen siglos sin pasar por allí. Llego cuando los vendedores aún están manipulando los esqueletos de sus puestos. No me imagino montando y desmontando mi oficina cada día…