Del Diego nace en ese año en el que pasaba de todo en España, 1992. Un pupilo de Chicote (el local de Gran Vía parte de la historia de la ciudad) abre esta coctelería en la Calle Reina, a espaldas de su maestro (a espaldas literal, en la calle paralela a la Gran Vía).

Fotografia Carlos Alba.
Fotografia Carlos Alba.

Una puerta de cristal blanco se abre para darnos la bienvenida a uno de los locales de los “de toda la vida” de Madrid.

Llevaba mucho tiempo sin ir y algo de tiempo oyendo “vamos al Del Diego”, así que esta vez tocaba claudicar y antes de una cena, nos dejamos caer por allí.

Y, nada más cruzar la puerta de cristal, tuve esa sensación de estar en casa. El local, que bien podría encontrarse en el Nueva York más chic (pese a que quienes me conocéis sabes que esta ciudad y yo no encajamos, le reconozco el mérito de tener los locales de copas más cuidados) tiene ese aire clásico que no sufre por el paso del tiempo y nunca llega a convertirse en rancio. Tanto es así que ha recibido varios premios de arquitectura de interiores.

Y la ventaja de ir acompañada por un buen cliente del local es que, si ya de por sí emanan profesionalidad en todo lo que hacen, tienes la oportunidad de acercarte más a la Familia del Diego, Fernando y sus dos hijos, que son quienes continúan, junto a su padre aun en activo, con la tradición coctelera.

Familia Del Diego
Familia Del Diego

Y es que tiene clientes de todas partes del mundo que vienen a Madrid y tienen una cita ineludible con su cóctel en Del Diego.

Fue un placer charlar un rato con Fernando hijo, quienes nos contó algunas anécdotas de esas que van haciendo que el local se convierta en parte de la historia de la ciudad.

Y es que un buen cóctel tiene que hacerse con profesionalidad y mejor aún si las manos que lo preparan lo hacen con el cariño de quien ama su profesión. Si le unimos el último ingrediente, el ambiente, del Diego tiene la puntuación máxima.

Del Diego- cócteles
Del Diego- cócteles

Encontrarte además en la barra a uno de los mejores cocteleros de España, Diego Cabrera, algo tiene que querer decir.

En Del Diego también se puede picar algo para acompañar al cóctel.

La amabilidad y la profesionalidad es marca de la casa y así da gusto disfrutar de un buen cóctel.

Nota: les he "robado"las fotos de la web, espero que no les importe.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: