¿Por qué conformarnos con una celebración cuando en Madrid tenemos Santos para aburrir? Acaban de finalizar las fiestas de San Cayetano y San Lorenzo y hoy comienzan las de la Paloma. (¡Ojo! Que muchos la confunden con la patrona de Madrid y aunque así sea el sentir de muchos madrileños, la “oficial” es la virgen de la Almudena).

 

La Virgen de la Paloma es tan de la calle que su imagen se encontró abandonada en una leñera en el año 1787 convirtiéndose al ser descubierta en un juguete de unos niños hasta que la tía de uno de ellos le dio unas monedas por la imagen. Esta mujer, Isabel Tintero, la restauró y la llevo a su casa y no hay que esperar mucho tiempo para que las madres de la ciudad acudieran a ella para que intercediera por sus hijos. (Yo como madrileña de madre madrileña y abuela madrileña estoy ofrecida a la Paloma). No sé si mi madre ya auguraba la hija que le iba a salir y decidió pedir que la Virgen intercediera por mí.

 

Como la casa se quedó pequeña ante la afluencia de personas que llegaban deseosas que de la Virgen intercediera por ellos u obrara un milagro se construyó una capilla que con el tiempo también necesitó ser ampliada y finalmente, en el siglo XIX se construye la actual iglesia.

 

Os diré que es la patrona de los Bomberos de Madrid y que es un acto precioso (por motivos de fe, por supuesto, y por razones obvias tratandose del cuerpo que se trata) ver como bajan el cuadro para la procesión.

 

La Paloma es más castiza, más de echarse a la calle y celebrarlo de forma popular y así se ve en las fiestas que llevan su nombre. Un maratón de verbenas del 11 al 15 de agosto que invaden el centro de Madrid y que año tras año se van haciendo más populares y se convierten en una visita imprescindible para los que están estos días en la ciudad.

 

FiestasSanLorenzoSanCayetanoyLaPaloma2_1400153658.723
Imagen de esmadrid.es

La camisa blanca “almidoná” para el traje de chulapo (más de un D. Hilarión nos cruzaremos por las calles del centro estos días) y el bien ceñido vestido de chulapa para ellas con el clavel y el mantón de Manila. Y Madrid, de repente, despierta su lado más castizo. Y es que a falta de pueblo, en Madrid nos montamos unas fiestas de barrio que lo parecen.

 

El ambiente de estas fiestas es único. Las calles se adornan con mantones de Manila y coloridos farolillos que atraen a los que andan por Madrid como la luz a las polillas (sin comparaciones). Los bares sacan sus barras y música a las calles y ordas de gente caminan entre las típicas casetas de feria llenas de peluches, comida (a ver si se creen los americanos que han inventado la rueda con los foodtrucks) que en las fiestas de pueblo de toda la vida ya se servía comida en la calle desde tiempo inmemorial.

 

Para llegar al epicentro de la fiesta, en el barrio de la Latina, solo hay que dejarse guiar por la música, el bullicio y el olor a churros, panceta y morcilla. ¡Preparad vuestras arterias para el homenaje!.

 

VirgenPalomaChulapo_1412778797.055
Imagen de esmadrid.es

 

La mezcla de gente es de lo más variopinta: desde los mas mayores que participan en los campeonatos de mus y rana por la mañana hasta familias enteras, mayores, jóvenes, niños, turistas boquiabiertos… Se trata de unas fiestas para todos en las que el buen ambiente impera.

 

VirgenPalomaPanuelos_1412778802.287
Imagen de esmadrid.es

 

Dejad el coche en casa (imposible moverse en él porque el centro está impracticable debido a que cierran muchas calles), tirad de calzado cómodo y de muchas ganas de disfrutar de las “fiestas del pueblo” en pleno centro de la ciudad.

 

Si queréis consultar el programa podéis hacerlo en este enlace. Y, entre nosotros, el cartel de las fiestas no puede ser más feo un año más. No es digno de una ciudad como Madrid. Ya podríamos cuidar un poco más estas cosas (opinión dentro del campo de lo subjetivo) y dejarnos también de lemas y mensajes “educativos” que unas fiestas son unas fiestas y están hechas para disfrutar. Cada cosa tiene su momento. Empiezo a sentir cierto hastío por encontrarme este tipo de mensaje en todo. Los madrileños sabemos disfrutar de una fiesta sin que nos recuerden como hacerlo.

 

fiestas_paloma_2016-e1470133374664 (1) Dicho esto: ¡Viva la Virgen de la Paloma y a disfrutar las fiestas como sabemos hacerlo en Madrid!

 

Deja un comentario