Hoy sábado 6 de mayo a las 20.00 h tiene lugar un acto muy castizo en Madrid: la bendición del agua en la ermita del Santo que inaugura las fiestas de San Isidro.

 

La ermita de San Isidro se ubica en Carabanchel, en el paseo de la Ermita del Santo, al final del paseo del Quince de mayo. En la margen derecha del río Manzanares se levanta sobre las tierras que pertenecieron a Iván de Vargas, el patrón del Santo (su jefazo para entendernos).

 

La ermita original data del año 1528 cuando la emperatriz Isabel de Portugal mandó construir un templete que protegiera el manantial del que brotaba el agua a la que se le atribuyó la curación de su hijo, el futuro rey Felipe II y que según la tradición popular tiene propiedades milagrosas.

Cuenta la leyenda que el manantial nace por obra de San Isidro cuando en una calurosa tarde del verano madrileño, para calmar la sed de su patrón, San Isidro clava su aguijada (la vara larga con la que conducía sus bueyes) en el suelo y hace que el agua comience a manar de la tierra.

 

Así la gente del pueblo comenzó a procesionar en romería hasta el manantial para ir a beber el agua “milagrosa” que brotaba del manantial creado por el Santo.

Fuente de San Isidro

Sobre el caño puede leerse la siguiente inscripción:

 

«O ahijada tan divina como el milagro enseña / pues sacas agua de peña, milagrosa y cristalina, / el labio al raudal inclina y bebe de su dulzura. / Que San Isidro asegura que si con fe bebieres / Y calentura trujeres volverás sin calentura».

 

El manantial dejó de ser potable al urbanizarse la zona y se cerró el pozo pasando a conectarse directamente al Canal de Isabel II por lo que o todo el agua de Madrid es milagrosa o el agua con propiedades está soterrada de nuevo esperando otro milagro que la saque del subsuelo. Se rompió la magia.

 

Sea como fuere, el día 15 de mayo, festividad del patrón, hay largas colas de gente que llevan sus propios recipientes para llenar en la fuente o bien beben un vaso de agua que voluntarios aguadores van repartiendo.

 

La fuente permanece abierta desde la semana anterior a la festividad de San Isidro hasta la semana posterior.

 

La ermita se encuentra en el paseo del Quince de mayo, no 62.

Metro: Marqués de Vadillo
Autobús: líneas 25, 50 EMT

 

One thought on “EL AGUA MADRILEÑA DE LOS MILAGROS”

Deja un comentario