El Museo del Prado tiene ahora “en cartelera” esta exposición temporal: “Las Furias. De Tiziano a Ribera“. Un descenso a los infiernos de la mano de artistas como Miguel Ángel, Rubens, Ribera, etc.

Para quien espere encontrarse con una exposición amable y fácil de ver aclaramos que el nombre es totalmente representativo de lo que se va a encontrar: dolor, oscurantismo, castigo…

Un descenso al Hades (como los griegos llamaban al inframundo clásico) de la mano de grandes pintores.

Las Furias, representadas por Ticio, Tántalo, Sísifo e Ixión, todos castigados por haber desobedecido a los dioses, son los protagonistas de estas exposición.

  • Ticio, condenado a que un buitre le devorase el hígado por un intento de violación a una amante de Zeus. 
  • Tántalo que tuvo la brillante idea de entregar a su hijo en un festín a los dioses que le valió el castigo del hambre y la sed eternas.
  • Sísifo castigado a cargar con una piedra gigantes por delatar los escarceos de Zeus.
  • Ixión, condenado a girar sin fin en una rueda por intentar conquistar a Hera.

Los dioses no se andaban con tonterías con los castigos y además de duros los imponían para la eternidad. Esto queda reflejado en una estética del horror que se palpa en cada cuadro. 

Fue María de Hungría quien abrió la interpretación política de estos cuadros, y ahí estriba el interés de esta colección. María, Gobernadora de los Países Bajos manda a Tiziano pintar las Furias en representación de los 4 príncipes que se rebelaron contra su hermano,el emperador Carlos V

El visitante se va a encontrar ante unos cuadros técnicamente espectaculares,en el que el dominio de la anatomía de los pintores queda patente así como la facilidad para transmitir el dolor extremo de los personajes que sufren los castigos. Las figuras, en escorzos imposibles, hacen que se transmitan el dolor y el sufrimiento y solo hay que pararse a ver las caras de impresión de quienes visitan la exposición para ver que consiguen llegar al espectador. 

Prometeo encadenado Pedro Pablo Rubens y Frans Snyders, Philadelphia Museum of Art
Prometeo encadenado, Rubens y Frans Snyders – Imagen Museo del Prado

La muestra es una gran oportunidad de ver la misma temática tratada por varios de los mejores pintores, enfrentarnos a unas obras inquietantes que por el mismo desagrado que provocan nos producen un punto morboso de no poder retirar la mirada de esos buitres que se comen las vísceras de los castigados y de ver como era la publicidad de aquella época, ya que la finalidad de los cuadros era “educar” sobre lo que podía pasar si traicionabas al emperador.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: