Me encanta que “Le Cabrera” haya decidido conservar el nombre de Palacio de Linares para su terraza. Le da ese toque más madrileño y evocador de antiguas historias de fantasmas.

En el jardín del palacio, al lado de la casa de juegos de los hijos de los Marqueses de Linares, Le Cabrera ha desplegado su savoir-faire para ofrecernos un concepto en el que la mezcla de cócteles y tapas es la clave para las tardes-noches de verano. ¿Por qué no cenar con un mojito?

Le Cabrera - Bocados de Madriz
Le Cabrera – Bocados de Madriz

Tomarse un cóctel hecho con el cariño que requiere, servido con la profesionalidad marca de la casa y en un entorno de leyenda hace que todo sepa aun mejor. Y es que es tan importante lo que bebemos y lo que comemos como las experiencias que nos ofrecen.

Le Cabrera ha conseguido la mezcla perfecta de estos ingredientes para hacernos las calurosas noches del verano madrileño más llevaderas y agradables.

Desde las 20.00 h hasta las 22.00 h han recuperado el concepto “Happy hour” (Cócteles y copas a 8 €) con lo que se convierte en un imprescindible para un afterwork. Pero cuando cae la noche y empieza a correr una tímida brisa es cuando la terraza comienza a tomar su verdadera esencia. Las paredes cobran vida con una colorida iluminación, las barras se convierten en gigantes lámparas y nos sorprenden con la entrada en escena de un caricaturista que garantiza las risas de los grupos. Espectáculos de magia y fuego complementan la oferta de Le Cabrera.

Foto Extraída de Facebook de Le Cabrera
Foto Extraída de Facebook de Le Cabrera
Le Cabrera - Bocados de Madriz
Le Cabrera – Bocados de Madriz

No hay que dejar de probar cualquier de los deliciosos steak tartar,  las deliciosas hamburguesas o los fresquísimos y tiernos espárragos trigueros de la carta de la terraza. El suavecísimo tiramisú y el postre de limón de 3 capas que se mezclan en el paladar y deja sin palabras.

Le Cabrera Palacio de Linares

Por supuesto, terminar con un buen Gin Tonic o cualquiera de los cócteles de la carta es imprescindible. Es un pecado ir a Le Cabrera y no probar uno.

Tuvimos la suerte de poder compartir un rato con Diego Cabrera. Siempre atento, cuidando de sus clientes y contagiando su saber hacer al resto del equipo. Todo comunica y Le Cabrera lo hace su máxima. Pequeños detalles como el vestuario del staff, la permanente sonrisa y atención de su gerente y la atención de cualquiera de las personas que atienden son marcas de esta casa.

Un imprescindible para las calurosas noches del verano madrileño. En pleno centro y en un entorno único.

DATOS ÚTILES

Le Cabrera Palacio de Linares.

  • Teléfono: 91 577 59 55
  • De 16 h. a 2 mad. Viernes y sábados hasta 2.30 mad
  • Facebook.
  • Mapa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: