Quizás sea pura “chulería” madrileña decir que los mejores roscones de España se encuentran en Madrid. Incluso que Madrid es la capital del roscón, pero con más de 2,5 millones de roscones vendidos al año, eso quiere decir que, cuanto menos, somos muy fans de este bollo.

Imagen de “El País”

LOS ORÍGENES

 

El origen del roscón de reyes no tiene nada que ver con algo que comieran los tres magos camino de Galilea. El origen es totalmente pagano y se encuentra en las fiestas saturnales romanas (allá por el siglo III A.C.). Las saturnales era un periodo festivo y de asueto para los esclavos, unas pequeñas vacaciones que les permitían disfrutar de unos días de una manera ociosa y de celebraciones.

 

Entre los platos que se preparaban para esta celebración se realizaba una torta de miel con frutos secos, dátiles e higos. Este postre se convirtió en uno de los más populares durante esta fiesta de los esclavos, pero a juzgar por lo que nos ha llegado hasta nuestros días, el roscón de los romanos poco tiene que ver con el que conocemos ahora.

 

En Francia, este dulce se hizo tan popular que se transmitió de generación en generación durante más de 2.000 años, aunque la galette des rois de los franceses poco tiene que ver con el españolísimo roscón hoy en día (doy fe de que está también deliciosa).

 

Cuentan las historias que fue Felipe V quien introdujo este postre en España.

____________________

 

ESA COSA VERDE

 

Pero si algo genera debate respecto a este bollo es la fruta escarchada más conocida como “esa cosa verde”. Seguro que “estudios recientes” demuestran que el 98% de la población la retira. Por no hablar de la guinda que es el dulce más rancio del universo. “La cosa esa verde” o conocida por su término artesano “fruta escarchada” nace con la vocación de terminar en las basuras de la mayoría de los hogares.

Personalmente tengo que reconocer que me encanta el sabor del hueco que deja pero que soy incapaz de tomarla.

 

La cosa verde, para aquellos que os lo preguntáis, es melón teñido, pero cualquier parecido con esa fruta es pura coincidencia.

 

Hay quien cuenta que la fruta confitada es una metáfora de las gemas y esmeraldas que los Reyes Magos de Oriente llevaban en sus túnicas.

____________________

 

¿CÓMO DISTINGUIR UN BUEN ROSCÓN DE UNO INDUSTRIAL?

 

La forma más sencilla es el plástico que envuelve a los industriales. Lo necesitan para conservarse en el congelador porque posiblemente hayan sido elaborados tiempo atrás. Además de la duración. Un roscón artesanal tiene una vida promedio de dos días, mientras que el industrial, gracias a la cantidad de conservantes que lleva puede durar muchos más.

 

En los roscones rellenos se nota también la diferencia. La nata del roscón artesano se sustituye por un chantilly o un mix vegetal de baja calidad.

 

El volumen del roscón también nos dará pistas. Los industriales están llenos de gasificantes que los hacen parecer más hinchados.

Y además, los industriales suelen venir en cajas.

 

Las almendras laminadas son también una pista para saber si el roscón es artesano. Es más caro utilizar este “adorno” que llenarlo de azúcar. Y la fruta escarchada está bien dentro del roscón dejando ese hueco cuando se quita que da fe de que se ha cocinado con el resto del bollo.

 

____________________

ROSCONES CENTENARIOS DE MADRID

 

Para los más puristas, los que quieren un roscón de tradición, aquí tenéis mi listado de confiterías que entre todas deben sumar más de 500 años haciendo roscones.

 

  • La antigua pastelería El Pozo. Desde 1830 haciendo uno de los roscones, para mí, más ricos de Madrid. Hay que esperar cola, pero toda la familia atiende sin descanso, y esperar, una vez que se está dentro viendo como cobran con esa mítica caja registrador, a es lo más parecido a darse un paseo a otro siglo. No puedo ocultar mi debilidad por este lugar.

Calle del Pozo, 8. Metro Sol.

Horno de San Onofre: Calle de San Onofre, 3

La Santiaguesa: Calle Mayor, 73

  • La Duquesita. Con una madre adicta a los croissants de esta pastelería no podía estar fuera de la lista. El roscón va del horno a nuestras manos. Y la espera, si hay que guardarla, es un placer para los sentidos. Se entiende que la madre del Rey Alfonso XIII fuera una asidua de este centenario establecimiento.

Calle Fernando VI, 2,

  • Lardhy. Lo que hacen lo hacen bien y el roscón no iba a ser menos. 175 años de historia nada menos.

Carrera de S. Jerónimo, 8,

  • La Mallorquina. En plena Puerta del Sol, como ellos mismos dicen trabajan con las mejores materias primas del país y no tienen congelador, por lo que todo es fresco, fresco y su roscón, ya un clásico.

Calle Mayor, 2

  • Casa Mira. El paraíso de los dulces navideños. Famosa por ser proveedora de la Casa Real, sus vitrinas, desde fuera invitan a entrar y pecar. Dicen que elaboran el roscón con la receta más castiza.

Carrera de San Jerónimo, 30

  • El Riojano. Esta pastelería fundada por el pastelero personal de la reina María Cristina de Habsburgo, ofrece otro de los roscones centenarios de Madrid. Otro lujo para los sentidos en el que no importa esperar para ser atendidos porque el local se mantiene intacto desde sus inicios.

Calle Mayor, 10,

____________________

 

LA SORPRESA: EL TONTO Y EL REY DEL HABA

 

En el Siglo III se introducía un haba dentro de la masa del roscón y, a quien daba con ella, le acompañaría la fortuna durante todo el año además de no trabajar durante ese día. En Francia, además, el depositario de la buena suerte, era coronado como “rey del haba”.

 

Cuentan que fue un repostero de Luis XV quien introdujo en la masa una moneda de oro junto con el haba. Así que quien encontrara la moneda sería el nuevo rey y quien lo hicera con el haba sería el famoso tonto del haba o “tontolaba”.

 

De las sorpresas del roscón podríamos escribir un tratado: “El feísmo de las sorpresas del roscón”.

 

Si queréis un roscón de tradición centenaria, ya sabéis dónde podéis encontrarlos en Madrid. A disfrutarlo con un buen café o un buen chocolate.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: