Hay lugares que son especiales por sí mismos. Hay lugares que lo son porque en ellos hemos vivido alguna experiencia inolvidable. Hay lugares que relacionamos con personas especiales. Y hay lugares que, por alguna alineación de los planetas, cumplen con los tres puntos anteriores.

Parece difícil, cuando crees que conoces tu ciudad a la perfección, que haya aun cosas que te puedan sorprender. Sobre todo cuando no se trata de un nuevo restaurante, un nuevo espacio, una nueva tienda, sino de algo que lleva siglos observándonos desde un alto y que es obra de la naturaleza.

Sobre una montaña de antiguos escombros la naturaleza ha sabido esculpir unas colinas conocidas, con el habitual tono socarrón madrileño, como “Las tetas de Vallecas”o “Parque de las siete tetas”.

IMG_20140702_234714

El parque, cuyo nombre real es el de “Parque del cerro del Tío Pío”, se encuentra en Vallecas y es el mirador más espectacular que tiene Madrid. Varias colinas de césped (no aptas para tacones) nos ofrecen unas vistas sobre la ciudad de 360º. Es imposible no quedarse boquiabierto cuando se llega a lo alto de una de las colinas con la ciudad en miniatura delante nuestro. Sentarse y “jugar” a reconocer cada cúpula, cada edificio dentro de la impresionante panorámica del skyline infinito de Madrid es inevitable.

Solo hay que esperar a última hora de la tarde para disfrutar de una puesta de sol espectacular y ver como el sol cae sobre las cúpulas de las principales iglesias de Madrid y los edificios más modernos devolviéndonos los últimos reflejos del día.

Moraleja: hay vida más allá de la M30, siempre hay lugares nuevos que nos pueden sorprender (y personas dispuestas a compartirlos contigo) y no todos los lujos tienen un precio.

Cómo llegar: pincha aquí.

3 thoughts on “MADRID DESDE LO ALTO. UN MIRADOR ESPECTACULAR.”

Deja un comentario