Madrid, la Novela está escrita por Antonio Gómez Rufo. Madrileño de nacimiento y enamorado de Madrid, ha sabido describir la personalidad de esta ciudad con ese cariño que los que hemos nacido aquí sentimos por ella. Ese algo que nos hace defenderla cuando alguien la ataca aunque sepamos que es verdad lo que dice.

 

Madrid la novela

 

El libro es una auténtica joya que ayuda a entender lo que hoy somos los que la pisamos cada día, los que hemos nacido en ella y los que han venido a vivirla.

La vida de 3 familias, los Posada, los Vázquez y los Tarazona, a ratos protagonistas de la historia de Madrid a ratos espectadores, sirven al autor como excusa para hablar de la protagonista principal: la ciudad.

 

Y es que a lo largo de la novela se va dibujando la personalidad de una urbe que crece rápido alimentada por los sueños de quienes a ella acuden buscando ganarse la vida, hacer fortuna, servir o simplemente sobrevivir por sus calles. Crece caótica, sin control, sin un plan, fruto de la improvisación que a veces le deja profundas cicatrices.

 

Asistimos al nombramiento de Madrid como Corte y a partir de ese punto de la Historia se van sucediendo los acontecimientos, los personajes y pasa la vida y Madrid se acuesta de una manera cada noche y  se despierta siendo otra cada mañana.

Una auténtica joya que ayuda a entender lo que hoy somos los que no solo hemos nacido en esta ciudad sino que vivimos en ella.

Con más alma y aspecto de villa que de corte, hasta que a golpe de incendios, egos de monarcas y cerebros de buenos gestores (y algún descerebrado) va adquiriendo el aspecto que merece como capital del mundo que fue y como ciudad capital en el mundo que es hoy.

 

Cada página deja ver la increíble labor de investigación que ha debido realizar su autor, Antonio Gómez Rufo, para poder plasmar más de 400 años de la ciudad con una perfecta documentación de las costumbres de cada época, la forma de vida, los oficios, las expresiones…

 

Después de leer este libro es inevitable sentirse un poco más madrileño, pero al mismo tiempo más universal, ya que el autor deja bien plasmado en cada página que Madrid está hecha de gente venida de cualquier lugar y por ello acoge a cualquiera.

 

Un libro que asusta de entrada por su volumen, pero que según nos sumergimos en la historia y sus intrahistorias vamos recorriendo las calles de nuestro Madrid a través de los siglos sin apenas darnos cuenta.

 

Es intensa, con una carga emocional aguda, llena de datos, fechas, personajes, anécdotas… pero que en ningún momento baja el ritmo para hacerse densa.

 

Una delicia para un madrileño y una gran obra para cualquiera que disfrute leyendo.

 

Madrid, para mí, no es un paisaje sino un personaje literario. Creo que ningún premio o distinción desearía más que ser considerado “UN ESCRITOR de Madrid”. No puedo imaginar título más grato. (Antonio Gómez Rufo)

 

Maestro, para mí ya lo es.

 

Deja un comentario