La luz en su justa medida, música ambiente en su punto justo, de esas que apenas se perciben pero que da ambiente al local y la amabilidad de quien te recibe como carta de presentación. La cosa pintaba bien desde el principio y es que las primeras impresiones, cuando hablamos de restauración si que cuentan.

 

Námit Gastrobar es el nuevo descubrimiento que sugiero que añadáis a vuestra agenda. Un restaurante ubicado en el barrio de Chamberí que en su carta hace una combinación perfecta y poco usual, de la cocina filipina con la mediterránea, con tintes asiáticos.

 

namit gastrobar Madrid

 

Esta mezcla tiene una explicación, Inés –su dueña- tiene sangre filipina y española y pensó que llevar esta mezcla a la cocina daría buen resultado. Y así fue como desde que se lanzó a abrir Namit lleva acumulando reservas  de paladares que buscan sabores únicos y diferentes.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Jorge, el maître, nos aconseja probar un poco de todo y nos dejamos llevar. Como entrante una tempura de verduras con salsa agridulce, un buen plato que no escatima en cantidad.

 

Seguimos con la “ensalada de espinacas, queso de cabra, bacon y nueces regada con su vinagreta de frambuesa”, aunque el resto tiene una pinta buenísima, esta mezcla de ingredientes nos ganó en cuanto tuvimos la carta entre las manos.

 

Como especialidad pedimos el “pollo adobo filipino estilo Viyasas, acompañado de arroz jazmín con toque de zanahorias”. Exquisito es la palabra que lo define.

 

Para terminar la cena como se debe, con un buen postre, escogimos la “cheesecake al aroma de rosas, sobre una base de galleta de mantequilla”, realmente buena. Jorge nos animó a probar la tarta de yuka, una especialidad de la casa que se sirve en caliente y que ofrecen a sus clientes en ocasiones especiales, tiene un sabor y una textura difíciles de olvidar.

 

namit gastrobar Madrid

 

Definitivamente la mezcla triunfa. Así que si os gusta probar sabores diferentes y hacerlo además en un precioso local con un ambiente super agradable y un servicio encantador,  podéis ir reservando en Namit.

Y si sois valientes, podéis terminar con un cóctel. Cada vez agradezco más que en el mismo restaurante te puedas tomar un cóctel o una copa. Puedes cenar sin prisas y luego no cambiar de sitio momento que da mucha pereza y en el que siempre hay alguna baja de camino.

namit gastrobar Madrid

¡Volveremos a Námit!

  • Podéis ver la web pinchando aquí.
  • La carta en este enlace.
  • Para reservar llamando: 913084462 o a través de “El Tenedor”.

Deja un comentario