Pasear por la bulliciosa calle de San Mateo, cruzar una puerta y transportarnos, como si de un portón mágico se tratara, a un jardín romántico es posible. Podríamos estar en Roma, en algún rincón de la Toscana, en algún parque escondido de París, pero estamos en pleno centro de Madrid, en el siempre animado barrio de Malasaña y ese portón mágico que nos transporta a otro siglo se encuentra en el Museo del Romanticismo.

 

Pisar este rincón es un regreso al pasado. Es fácil que la imaginación vuele en un sitio donde parece que el tiempo se ha parado y donde apenas tenemos estímulos del siglo XXI más allá del sonido de una cafetera.

 

Frescos en las paredes, lámparas venecianas, tonalidades pastel, espejos de marcos dorados y puertas y ventanas de gruesos marcos de madera verde son la antesala de un jardín donde podemos disfrutar de un agradable desayuno, de una relajada comida o de un café a media tarde.

 

Una pequeña fuente marca el centro del jardín y a su alrededor, en perfecta armonía con una cuidada vegetación, se despliegan bancos de madera, sillas y mesas en un número justo para no romper con ese aire íntimo que se respira.

 

Café del jardín - Museo del Romanticismo

 

“El café del jardín” es un sitio para perderse y no dejarse encontrar, de charla pausada, de mañana lenta y de tarde sin prisa. Y si alguien es capaz, de desconectar el teléfono y olvidarse por un rato del ritmo del otro lado del muro.

 

Podemos encontrar una amplia variedad en la carta, y solo con mirar la barra, empiezan las dudas en la elección porque todo apetece y todo nos invita a probarlo.

Y lo mejor los precios, muy asequibles. Un desayuno con un café y dos tostadas 2,50€.

 

El Café del Jardín está en la Calle San Mateo 13, dentro del Museo del Romanticismo. Abre de 9,30 a 18,30 horas de martes a sábado, en horario de invierno (1 de noviembre a 30 de abril) y de 9,30 a 20,30 horas en horario de verano (1 de mayo a 31 de octubre), los domingos abre de 10 a 15 horas todo el año. Cierra todos los lunes del año.

 

IMPRESCINDIBLE!

2 comentarios en “UN CAFÉ ROMÁNTICO ESCONDIDO”

Deja un comentario