Hoy he leído que en Madrid vamos a estrenar urinarios con Wifi. A ver, reflexionemos. Para usar esos urinarios entiendo que tienes que estar muy, muy, muy apurado. La necesidad tiene que ser de tal tamaño y tan acuciante que estemos bañados en sudor frio ya. Son lugares tan de paso que entras, cumples tu misión y te vas lo más dignamente que puedes, porque todo el mundo sabe que has entrado a punto de descoserte.

WC

 

Me imagino aguantando el último hálito de vida antes de explotar para pillar la conexión Wifi. Y luego ¿qué? ¿Te quedas un rato haciendo fotos al “hito” y compartiéndolas en RRSS, respondiendo emails o dando likes en Facebook?

 

A no ser claro que el Wifi sea para el acompañante (¡horror de escena!).

 

Por 10 céntimos veo a la gente allí metida una hora aprovechándolo.

 

Creo que esto de la conexión Wifi se nos está yendo de las manos. Se ha convertido en un valor añadido que dan restaurantes, tiendas, transporte público, etc. Personalmente preferiría que pusieran un masajista.

 
El cartelito de “free Wifi” al lado del menú pretende hacernos más sexy la elección del restaurante.
 
Lejos de eso, a mí me empieza a dar prurito. Es más, me empiezan a encantar los sitios que tienen pésima cobertura y no hacen nada para arreglarlo. Nos falta poco para ver: “descuento en carta para la mesa sin cobertura”.

Definitivamente me sumo a cualquier corriente que surja “WIFI FREE”.

 

No-Wifi

 

2 comentarios en “URINARIOS CON ¿WIFI?”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: