logo_cocido_madrileno

Maratón del cocido en Madrid.

Investigando sobre el origen del cocido me he topado con varias “leyendas” acerca de su origen.

Hay quien dice que es árabe y que deriva del cous-cous (mucho han engordado las semillas de sémola hasta convertirse en garbanzos me parece a mí) y hay quien dice (mayoría de historiadores) que proviene del plato que se conocía en el medievo como “Olla Podrida” y que tiene su origen en tierras castellanas. No se me ocurre un peor branding para un plato que contenga el adjetivo podrido pero se trata de una deformación del lenguaje. En sus inicios se cree que se llamaba olla poderida palabra que quería decir poderosa por los ingredientes que llevaba a los que solo los pudientes tenían acceso cuando el vulgo tenía que conformarse con hortalizas y por lo contundente del plato en sí. Fue Calderón de la Barca quien dijo de ella que se trataba de “la princesa de los cocidos”.  Y por esos caprichos de la evolución de la lengua de poderida pasó en algún momento a podrida.  Vamos, que más bien se pudrió el lenguaje.

Se cree que el origen del plato es judío sefardita. Estos judíos cocinaban la adafina, un cocido de huesos y verduras a fuego muy lento que comenzaban a hacer la noche de los viernes antes de que comenzara el Shabbat y se comía el mismo sábado porque solo había que volcarlo en un plato respetando así el descanso establecido por la religión judía. De ahí que se hable de los volcados del cocido, que actualmente son 3:

  1. El volcado de la sopa.
  2. El de los garbanzos, las patatas y las verduras.
  3. El de las carnes.

vuelcos del cocido

Sea cual sea el origen los madrileños lo adoptamos como algo totalmente nuestro ya que es en Madrid donde el cocido se hace cada vez más popular. Pasó de ser un plato de clases bajas hasta plato de disfrute en la Corte.

Lo que está claro es que se trata de un plato bien contundente, que cuando se come fuera de casa y lo preparan bien casi que hay que hacer ejercicios espirituales para concienciarse de que nos vamos a enfrentar a esa maravilla culinaria.

¿Y por qué toda esta historia? Pues porque comienza la V Ruta del Cocido del Cocido Madrileño que cada año aumenta el número de personas que se apuntan a morir matando comiendo un buen cocido en alguno de los 29 restaurantes que participan de la capital y de toda la región de Madrid como Casa Carola, Casa Pello, El Café de La Ópera, El Rincón de Goya, La Bola, Lhardy, Los Galayos, La Gran Tasca desde 1942, Malacatín, Nuevo Horno de Santa Teresa, Posada del León de Oro, Puerta Bisagra, Puerta 57, Restaurante Fuentearcos , La Taberna de la Daniela, Villagodio y Viva Madrid.

A hacer hueco y a disfrutar de un buen cocido (y luego una tardecita de paseo para bajarlo que un buen cocido es ese que casi nos deja sin fuerzas para respirar). Que no todo van a ser bocaditos de comida ideales. Y yo me apunto al de mi amiga Cuca que se me saltan las lágrimas de la emoción con el suyo (ahí lo dejo por si me lee).

ruta-cocido

Cuando: del 13 de febrero al 31 de marzo.

Toda la información pinchando aquí.

Deja un comentario