13 de junio y Madrid se va de verbena por San Antonio.

“La primera verbena que Dios envía es la de San Antonio de la Florida”. (Antonio Trueba).

Si algo llama la atención de este día es un ritual que con el tiempo se ha ido popularizando. Una de esas herencias del Madrid más castizo, de modistillas y chulapos.

 

Cuentan que comenzó en el Siglo XIX y fueron las modistillas, ávidas de encontrar el amor, las que comenzaron con este ritual. Acudían a la ermita de San Antonio de la Florida (donde podemos ver unos maravillosos frescos de Goya) y dejaban caer en una de las pilas de agua bendita 13 alfileres sobre los que pasaban la mano. Retiraban la mano y solo quedaba contar el número de alfileres que se habían quedado adheridos a la palma. Ese sería, según el ritual, el número de pretendientes que tendrían durante el año.

 

Y sin necesidad de redes sociales, este rito de las modistillas se extendió al resto de jóvenes casaderas de Madrid que acudían en masa a la ermita de San Antonio a intentar conocer cuál sería su suerte en el amor.

 

El rito ahora ha variado, y en vez de los 13 alfileres se llena la pila entera. No se tiene muy claro el porqué de los 13 alfileres. Puede ser porque San Antonio es el día 13 o porque 13 son las monedas que tradicionalmente se entregan como arras. Ya me imagino a más de una haciéndose la acupuntura con tal de llevarse algún alfiler pegado.

 

Además de los alfileres se tenía la costumbre de asistir a la misa de la ermita para la bendición de los panecillos del santo que se guardaban durante todo el año para que no faltara el pan en casa.

Para conocer la programación de las fiestas pincha aquí.

Deja un comentario